24h Cantabria.

24h Cantabria.

"Aline se despide, un día más tranquilo pero con aviso naranja por olas persistente"

Pese a estabilizarse la situación, durante la noche se registraron aún ocho incidencias por el viento, aunque ninguna importante.

SANTANDER, 21 Oct. - El adiós de la borrasca 'Aline' en Cantabria ha dejado este sábado cielos soleados y una situación meteorológica más estable que la vivida ayer, aunque el aviso naranja por fenómenos costeros se prolonga hasta las 18.00 horas, para dar paso al amarillo.

Pese a que las olas han disminuido su tamaño y no alcanzan los 10 metros, la alerta sigue vigente debido a las condiciones adversas en el mar. La boya Augusto González Linares, ubicada al norte de Cabo Mayor, registra datos que confirman esta disminución en la intensidad del oleaje.

A pesar de la mejora en comparación con el día anterior, cuando la comunidad estuvo en alerta roja por las olas de hasta 20 metros en alta mar, Cantabria aún sufre las consecuencias de la tormenta. Las fuertes lluvias y los vientos superiores a 100 km/h causaron más de un centenar de incidencias entre las 7 y las 19.00 horas de ayer, aunque ninguna de gravedad.

Las principales consecuencias de la tormenta se relacionan con la caída de árboles y ramas, daños en infraestructuras y mobiliario urbano, así como desperfectos en el tendido eléctrico. A lo largo de la noche, se registraron ráfagas de viento de consideración en algunos puntos de la región, continuando así las incidencias. El Centro de Atención a Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria gestionó ocho intervenciones durante el periodo de la noche derivadas de llamadas relacionadas con el viento.

Los incidentes atendidos en su mayoría están relacionados con la caída de objetos en la vía pública y algunas interrupciones en el suministro eléctrico. Por ejemplo, los Bomberos del 112 tuvieron que retirar un cable telefónico que el viento había arrojado sobre una carretera en Hazas de Cesto. Además, una embarcación vacía quedó a la deriva en San Vicente de la Barquera debido a las condiciones climáticas adversas.