24h Cantabria.

24h Cantabria.

Amazon despidió a más de 50 trabajadores en Cantabria en su empresa de reparto.

Amazon despidió a más de 50 trabajadores en Cantabria en su empresa de reparto.

USO iniciará un procedimiento jurídico para que los trabajadores de AT Operalia sean asumidos por Amazon o la nueva empresa de reparto

SANTANDER, 8 Sep.

La empresa de reparto de productos Amazon en Cantabria, AT Operalia, con base en Requejada (Polanco), ha anunciado a la representación sindical el cese de actividad y con ello el despido de más de medio centenar de trabajadores.

La empresa ha trasladado que Amazon ha rescindido el contrato que mantenía con AT Operalia y, por tanto, ésta se ve obligada a iniciar un expediente de despido colectivo que afectará a toda la plantilla en Cantabria.

Paralelamente, la multinacional americana ha llegado a un acuerdo con la empresa de paquetería urgente TIPSA, que con personal de nueva incorporación será la encargada del reparto, ha informado USO en nota de prensa, que ha subrayado que esta empresa carece de representación sindical en el centro de trabajo.

El sindicato ha denunciado que "la aversión del gigante del comercio electrónico a los sindicatos ha sido una constante". Según ha explicado, desde que hace tres años los trabajadores de AT Operalia decidieran organizarse y convocaran elecciones sindicales para conseguir mejoras en las "duras condiciones laborales" que padecían, con "salarios mínimos y jornadas interminables", "la presión a los representantes ha sido intensa".

Ha recordado que tres de sus candidatos fueron despedidos y los tribunales declararon nulos estos despidos, obligado a la empresa a reincorporar a los mismos y a una "fuerte indemnización".

Así, posteriormente los trabajadores exigieron una serie de mejoras laborales y salariales, que culminaron en una "exitosa" huelga que "mejoraba de manera notoria las pésimas condiciones laborales".

El sindicato sostiene que "la gota que ha colmado el vaso" ha sido la demanda de cesión ilegal de trabajadores planteada por USO, al evidenciar que "las empresas puente utilizadas por Amazon tienen unas condiciones laborales muy por debajo de los trabajadores que reparten directamente para la multinacional estadounidense".

Por este motivo, según USO, "el gigante del comercio electrónico ha decidido cerrar esa empresa y crear otra que no tenga representación sindical y, por tanto, con condiciones laborales muy precarias y salarios próximos al SMI".

De esta forma, el sindicato USO, única fuerza sindical presente en la empresa, ha rechazado "la pretensión de Amazon de llevar a cabo su actividad comercial a base de explotar a trabajadores, manteniéndose permanentemente fuera de la normativa laboral española".

"Los gigantescos beneficios de la multinacional no pueden salir de condiciones laborales tercermundistas de sus empleados", ha defendido el sindicato, que ha apelado a la Dirección General de Trabajo, así como a los gobiernos central y autonómico, a "que pongan freno a estos abusos".

Y ha anunciado que va a iniciar un procedimiento jurídico para que los trabajadores de AT Operalia sean asumidos directamente por Amazon o subsidiariamente por la empresa que lleve a cabo el reparto de mensajería.