24h Cantabria.

24h Cantabria.

Buruaga celebra la histórica reducción de impuestos en Cantabria para 2024.

Buruaga celebra la histórica reducción de impuestos en Cantabria para 2024.

La presidenta del Gobierno de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, ha anunciado que se llevará a cabo una reforma fiscal "histórica" en la comunidad a partir de este año 2024. La reforma busca aumentar la renta disponible de los cántabros hasta en 90 millones de euros, mediante una bajada de todos los impuestos, especialmente para las rentas medias y bajas. El objetivo es impulsar la inversión empresarial y el consumo familiar.

Sáenz de Buruaga asegura que esta reforma fiscal es la más ambiciosa en la historia de Cantabria y resalta que no comprometerá la consolidación fiscal ni disminuirá los ingresos públicos. Además, asegura que se garantizará la calidad de los servicios públicos esenciales.

Entre las medidas que se incluyen en la reforma, destacan la creación de una deducción por nacimiento o adopción de 1.400 euros durante tres años, la recuperación de la deducción por ayuda doméstica para familias con hijos y personas mayores de 75 años, la supresión del tope de renta en la deducción de los gastos de guardería y la creación de una nueva deducción por gastos en educación, incluyendo los gastos en libros de texto y aprendizaje de idiomas.

En el ámbito rural y en los municipios en riesgo de despoblamiento, se contempla eliminar el tope de renta en las deducciones de IRPF por arrendamiento de vivienda habitual, por gastos de guardería y por los gastos ocasionados por el traslado de vivienda habitual a una zona de Cantabria en riesgo de despoblamiento por motivos laborales.

Además, se establece una nueva deducción por estudiantes de municipios en riesgo de despoblamiento que deben trasladarse fuera por motivos de estudios, y la exención del pago del componente variable del canon de saneamiento de la vivienda habitual a los habitantes censados en los municipios afectados por riesgo de despoblamiento.

La reforma también tiene en cuenta a los jóvenes, eliminando el tope de renta en la deducción por alquiler en el IRPF y subiendo el límite de edad para beneficiarse de esta deducción hasta los 36 años. Además, se reduce el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales para los jóvenes de hasta 36 años, aplicando un tipo del 4% para la compra de vivienda.

A nivel impositivo, la reforma fiscal contempla la reducción de todos los impuestos cedidos a Cantabria, como el IRPF, el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, el Impuesto de Patrimonio, el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, y el Canon de Saneamiento.

En el caso del IRPF, esta rebaja beneficiará especialmente a las rentas medias y bajas, que representan cerca de 230.000 contribuyentes en la región. Se reducirá la tarifa autonómica en todos los tramos, simplificándola de 7 a 6. Además, se elevarán las bases liquidables de cada tramo y se reducirán los tipos impositivos.

En cuanto a las deducciones en el IRPF, se incluye la mencionada deducción por nacimiento o adopción, deducciones para estudiantes en municipios con riesgo de despoblamiento, deducciones por gastos en educación y deducciones por gastos de guardería, entre otras.

En cuanto al Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, se reduce el tipo impositivo para la compra de vivienda habitual, especialmente para los primeros 200.000 euros del precio de la vivienda. También se reducen los tipos para personas con discapacidad, familias numerosas, menores de 36 años y viviendas de protección oficial.

La reforma también suprime el impuesto de Patrimonio y establece una bonificación del 50% en el Impuesto de Sucesiones para herencias entre hermanos. Además, se aplicarán reducciones en el impuesto de Transmisiones para la compra de bienes muebles.

En resumen, la reforma fiscal en Cantabria busca generar un mayor ingreso disponible para los ciudadanos, especialmente para las rentas medias y bajas. Mediante una reducción de impuestos y la creación de nuevas deducciones, se busca impulsar la inversión y el consumo, beneficiando también a los jóvenes y a los municipios en riesgo de despoblamiento. La reforma contempla la reducción de todos los impuestos cedidos a Cantabria y simplifica la tarifa del IRPF.