24h Cantabria.

24h Cantabria.

Conducta reincidente: detenido en dos ocasiones por conducir bajo los efectos del alcohol y autoacusado por estacionamiento indebido.

Conducta reincidente: detenido en dos ocasiones por conducir bajo los efectos del alcohol y autoacusado por estacionamiento indebido.

La Policía Local de Calahorra (La Rioja) ha detenido en dos ocasiones consecutivas a un ciudadano cántabro de 44 años por conducir bajo los efectos del alcohol. Lo curioso es que este individuo se presentó voluntariamente en la comisaría para denunciarse a sí mismo por aparcar mal.

Los primeros hechos tuvieron lugar hace dos semanas cuando, el día 5 de octubre alrededor de las 16.30 horas, un hombre identificado como D.G.G., de 44 años y natural de Cantabria, se presentó en la comisaría. Los agentes se percataron de un fuerte olor a alcohol y notaron claros síntomas de embriaguez en el individuo, quien manifestó no saber dónde había estacionado su vehículo.

Los agentes advirtieron al sujeto sobre la prohibición de ponerse al volante en su estado. Sin embargo, el hombre abandonó las instalaciones policiales y a las 17.10 horas, mientras un agente regulaba el paso de peatones, observó cómo un vehículo ignoraba la señal de circulación prohibida. Al detenerlo, descubrieron que era la misma persona que había estado en la comisaría segundos antes.

Se le practicaron pruebas de alcoholemia y drogas, dando resultado positivo en ambas. Consecuentemente, se procedió a la inmovilización y retirada de su vehículo al depósito y se llevó a cabo su detención. Además, el individuo fue multado por desobedecer las órdenes del agente en cuestión.

Al día siguiente, el 6 de octubre alrededor de las 11.15 horas, un agente de la Policía Local observó a una persona parada frente a la comisaría sin llamar a la puerta. Después de unos minutos, la persona se tumbó en el jardín delantero y comenzó a mirar al cielo y a su teléfono móvil.

Acto seguido, se acercó a las rejas de una ventana de la comisaría y entabló conversación con el agente, preguntando cómo era posible que un coche estuviera aparcado en la acera de la Plaza Juan de Jesús María sin haber sido denunciado. El agente reconoció al individuo como el protagonista del incidente del día anterior y el coche en cuestión resultó ser el mismo que se encontraba en la acera.

La persona en cuestión admitió haber sacado su vehículo del depósito sin autorización y haber conducido hasta el lugar donde se encontraba, aparcándolo sobre la acera. Un agente de policía fuera de servicio fue testigo de estos hechos.

En presencia de más agentes, D.G.G ratificó su declaración. Al ser detenido por la infracción de estacionar en la acera, se le realizaron pruebas de alcoholemia que arrojaron un resultado de 0,87 mg/l en la primera prueba y de 0,95 mg/l en la segunda prueba.

Como resultado, fue nuevamente detenido como presunto autor de un delito contra la seguridad vial al conducir un vehículo motorizado con una tasa de alcohol superior a la legalmente permitida de 0,60 mg/l. El vehículo fue inmovilizado y trasladado al Depósito Municipal, quedando a disposición judicial, según informe de la Policía Local de Calahorra.