24h Cantabria.

24h Cantabria.

El Gobierno experimenta una avalancha de solicitudes para regularizar los alojamientos de uso vacacional.

El Gobierno experimenta una avalancha de solicitudes para regularizar los alojamientos de uso vacacional.

La Asociación de Turismo Rural de Cantabria ha presentado un plan de choque contra las viviendas turísticas ilegales, en respuesta al aumento de solicitudes de legalización de estos alojamientos en los últimos años. El Gobierno de Cantabria está trabajando en un decreto para regularizar estas viviendas y se espera que esté listo en verano.

Según la consejera de Cultura, Turismo y Deporte, Eva Guillermina Fernández, se ha producido un incremento significativo de solicitudes debido a las posibles restricciones que se puedan imponer posteriormente. El objetivo es resolver este problema lo antes posible y poner en marcha el decreto en verano.

Por otro lado, el presidente de la Asociación de Turismo Rural de Cantabria, Jesús Blanco, ha destacado el colapso que están sufriendo en el departamento de Turismo debido al gran número de solicitudes para legalizar viviendas turísticas. Además, ha denunciado la falta de control sobre estas viviendas ilegales, que se comercializan sin ningún tipo de control y perjudican la imagen del turismo rural en la región.

En cuanto al sector turístico en general, Blanco ha señalado que el año 2023 ha sido complicado debido a los problemas de la primavera y un otoño "raro". También ha recordado que ser una empresa legal implica cumplir con la legalidad y pagar impuestos, lo que supone un gasto importante para las empresas del sector.

Ante esta situación, la Asociación de Turismo Rural ha elaborado un plan de choque basado en la sostenibilidad, promoción y comercialización, legalidad y seguridad, y formación. Entre las medidas destaca la creación de un logotipo distintivo para los alojamientos legales y seguros, así como la firma de convenios para ofrecer rutas gratuitas a los clientes y la edición de una guía turística.

En resumen, el objetivo de este plan de choque es profesionalizar y poner en valor el turismo rural en Cantabria, evitando el crecimiento de las viviendas turísticas ilegales y promoviendo las empresas legales y seguras del sector.