24h Cantabria.

24h Cantabria.

El nacimiento de un quebrantahuesos en Liébana es una señal de esperanza para la conservación de especies en peligro de extinción.

El nacimiento de un quebrantahuesos en Liébana es una señal de esperanza para la conservación de especies en peligro de extinción.

En Santander, el equipo técnico de la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ) en colaboración con agentes del medio natural del Gobierno de Cantabria, ha confirmado esta semana el nacimiento de un pollo en un nido en la comarca de Liébana, de la pareja Jana y Centenario.

Esta pareja de quebrantahuesos ha estado mostrando comportamientos pre-reproductivos desde 2022, como la selección y defensa del territorio, traslado de lana para acondicionamiento de nidos y primeras cópulas.

Además, se ha constatado la existencia de una segunda unidad reproductora en Cantabria, formada por Niebla y Biziele.

El seguimiento de esta pareja ha permitido documentar el proceso de incubación que, en esta ocasión, ha terminado en fracaso, posiblemente debido a la inexperiencia de la pareja.

Este acontecimiento representa un hito importante en la recuperación de la especie quebrantahuesos, clasificada como en peligro en diferentes listas de especies amenazadas.

El proyecto LIFE Pro Quebrantahuesos, coordinado en España por la FCQ, tiene como objetivo la conservación y reintroducción de estos animales en la Península Ibérica.

El Gobierno de Cantabria, el Principado de Asturias, Aragón, Castilla y León, el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y Endesa apoyan esta iniciativa.

La reintroducción de esta especie en un nuevo territorio es un proceso que requiere tiempo y esfuerzo.

En poblaciones incipientes como la de Picos de Europa, es posible observar reproducciones tempranas, como en el caso de la hembra Covadonga en 2022.

La selección de territorios reproductores por parte de los quebrantahuesos se basa en la disponibilidad de alimento, como restos óseos de ovino y caprino, tanto para ellos como para sus crías.

En el área elegida por las parejas en Cantabria se impulsa la marca de garantía 'ProBiodiversidad' para promover la conservación de la biodiversidad en las áreas de montaña.

Ambas parejas cántabras se encuentran en una zona donde se trabaja con los pastores de montaña para fomentar la ganadería extensiva y preservar el hábitat natural.