24h Cantabria.

24h Cantabria.

El Tribunal Supremo apoya reducción de condena a agresores de una joven en hostal de Santander.

El Tribunal Supremo apoya reducción de condena a agresores de una joven en hostal de Santander.

El Tribunal Supremo ha dado su respaldo a la Audiencia Provincial de Cantabria en el caso de dos condenados por violar a una joven en un hostal de Santander. Estos individuos vieron reducida su pena de 18 años a 11 años de prisión gracias a la ley del 'solo sí es sí'.

La decisión fue tomada por la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, a través de una consulta realizada por Europa Press, al inadmitir el recurso de casación presentado por el Ministerio Fiscal contra la resolución del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria, que avaló la modificación realizada por la Sección Primera de la Audiencia Provincial hace un año.

En su momento, la Audiencia Provincial redujo la condena impuesta en 2020 a los dos acusados de agresión sexual contra la joven. Cada uno de ellos fue condenado a 12 años de cárcel por un delito de agresión sexual agravado y a seis años más por cooperar en el delito cometido por el otro, lo que daba un total de 18 años.

Después de la reforma del Código Penal y teniendo en cuenta el principio constitucional de retroactividad de la ley más favorable para el reo, la pena se redujo a 11 años de prisión. La condena se disminuyó de 12 a 7 años por el primer delito y de 6 a 4 años por el segundo.

Además de la pena privativa de libertad, se les impuso una inhabilitación especial para trabajos que impliquen el contacto con menores durante diez años después de cumplir la pena de prisión.

La Fiscalía presentó un recurso de apelación ante la Sala de lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria, el cual fue desestimado. Posteriormente, interpusieron otro recurso de casación ante la Sala del Tribunal Supremo, que también fue rechazado.

La acusación pública alegó que se podría aplicar una disposición transitoria del Código Penal y, por lo tanto, la condena no debería ser revisada. Según su opinión, las penas impuestas en la sentencia, que sumaban 18 años de prisión, estaban dentro del rango punitivo establecido por la modificación de la Ley Orgánica 10/2022, de garantía integral de la libertad sexual (solo 'sí es sí').

La Fiscalía también argumentó que se había violado el principio de proporcionalidad, ya que las penas impuestas en la sentencia no eran, en su opinión, "desproporcionadas" ni suponían un castigo "inaceptablemente excesivo" en comparación con la nueva redacción del código penal.

Sin embargo, el Pleno de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, reunido en junio de este año, concluyó de manera unánime que la mencionada disposición transitoria del Código Penal no era aplicable en relación con la revisión de las penas para adaptarse a dicha norma.

Los magistrados del Tribunal Supremo explicaron que dicha disposición puede ser un "instrumento de convalidación de la pena impuesta", pero no puede usarse en contra del reo y no puede considerarse una norma de derecho temporal con vigencia irrevocable para resolver los problemas derivados de las reformas realizadas a lo largo del tiempo por el legislador. También rechazaron los criterios de proporcionalidad mencionados por el fiscal.

Según los hechos probados en la sentencia, los dos hombres habían pasado la noche con una mujer en varios bares de copas de Santander y la invitaron a subir a la habitación del hostal en el que se alojaban. Una vez allí, le realizaron tocamientos a pesar de que ella expresó su rechazo. Uno de ellos la arrojó sobre la cama y la obligó a practicarle sexo oral mientras el otro la penetraba. Posteriormente, intercambiaron de posición y ambos la penetraron vaginal y oralmente a pesar de la negativa de la mujer.