24h Cantabria.

24h Cantabria.

Gran éxito de convocatoria en el Año Jubilar, con la asistencia de más de 160.000 peregrinos y valoración positiva del Obispado.

Gran éxito de convocatoria en el Año Jubilar, con la asistencia de más de 160.000 peregrinos y valoración positiva del Obispado.

Atención abonados, sustituyan el teletipo sobre esta información por el siguiente debido a un error en el número total de peregrinos. Disculpen las molestias

Desde la Diócesis se aboga por "unirnos todos", ya que esta celebración "no solamente repercute a los cristianos, sino a toda Cantabria"

SANTANDER, 14 Mar.

El Obispado de Santander cree que este Año Jubilar Lebaniego ha sido "positivo", pero con una "enorme diferencia" de peregrinos respecto al anterior, celebrado en 2018, cuando se alcanzó una cifra superior al millón, frente a más de 160.000 del actual.

En relación a las acreditaciones, también los números han sido "sensiblemente inferiores", ya que este año solo se han repartido entre la Diócesis de Santander y el Gobierno de Cantabria entre 10.000 y 15.000, mientras que en el anterior Año Santo fueron más de 700.000.

Así lo han señalado este lunes el obispo de Santander, Arturo Ros, y el vicario de Pastoral, Ricardo Alvarado, en una rueda de prensa que ha servido para hacer balance de la participación y programación religiosa de este Año Jubilar Lebaniego.

En concreto, según han detallado, cerca de 75.000 visitantes lo hicieron a pie y más de 85.000 en los más de 1.600 autobuses que se desplazaron hasta Liébana. Por lo que, en total, se dieron cita más de 160.000 peregrinos en el monasterio de Santo Toribio.

Respecto al número de credenciales selladas, en total se han alcanzado más de 11.200, de las que 2.000 han sido certificadas por parte de la Diócesis de Santander.

Ambos han subrayado que las llegadas internacionales han sido "sorprendentes", con 1.149 grupos de 30 países diferentes como Brasil, Australia, India, Canadá, Inglaterra, Francia o Portugal, entre otros.

Desde el Obispado han afirmado que la valoración ha sido "positiva, aunque el número no hable de esto" y han apostado por reflexionar y cuestionar sobre si el Año Jubilar "ha llegado a todos los sitios" o "qué se puede hacer para mejorar".

"Igual es por la era postpandémica o por otras razones", ha considerado Alvarado, quien ha abogado por "unirnos todos, porque el Año Jubilar Lebaniego no solamente repercute a los cristianos, sino a toda Cantabria".

En ese sentido, ha subrayado que es un "acontecimiento significativo" para toda la Diócesis y para toda la comunidad autónoma, "seamos más o menos creyentes".

Por ello, Ros ha afirmado que "todos los estamentos tienen que unir fuerzas" y preparar "desde ya" el próximo Año Jubilar Lebaniego, que se celebrará en 2028 y que supondrá la 75 conmemoración de esta cita. "Ya se está hablando con el Gobierno regional" al respecto, ha dicho.

En relación a la clausura de este Año Santo, el obispo ha recordado que el cierre de la Puerta del Perdón se celebrará el 14 de abril a las 12.00 horas y se espera la participación de más de 90 sacerdotes.

Este día también contará con la presencia del anterior obispo de Santander, Manuel Sánchez Monge, además de los prelados de Astorga, León, Oviedo y Bilbao, entre otros. Se celebrará una eucaristía, una comida de fraternidad y habrá autobuses lanzadera para los fieles.

Según ha apuntado, esta jornada no sirve para poner "punto y final y terminar", sino para llegar y recorrer "una nueva etapa". "Caminamos hacia la clausura pero no se cierra nada", ha subrayado, apuntando que se seguirá "peregrinando permanentemente" y Liébana será visita tanto por su entorno como por su carácter religioso, ha apostillado.

Ros ha señalado que se pretende ser una "familia abierta" en la que "todos puedan disfrutar y sentirse acogidos". "No es por el número, sino por la universalidad de la Diócesis", ha añadido.

Por otro lado, el obispo de Santander, que tomó posesión de su cargo en diciembre de 2023, ha afirmado que "tocar el Signum Crucis fue un regalo de Dios". "Necesitaba verla y tocarla", ha apostillado.

Según ha explicado Ros, nunca antes había visitado Liébana y cuando tuvo la ocasión de acudir a esta comarca y acceder al monasterio de Santo Toribio se quedó "muy sorprendido y desconcertado" por belleza del lugar.

"Me dejaron tener la reliquia del Signum Crucis en mis manos y me sentí más diocesano aún. Fue una experiencia gozosa de encuentro, porque estaba ante una de las mayores reliquias de la cristiandad", ha afirmado.

Ros también ha aprovechado la ocasión para anunciar que el Signum Crucis viajará hasta León y Astorga para que otros fieles "puedan disfrutar de ese goce" que es contemplar 'La señal de la cruz'.

Ros y Alvarado han hecho un balance de la programación de este Año Jubilar Lebaniego en el que han destacado algunos acontecimientos e iniciativas, como la apertura de la Puerta del Perdón el 16 de abril, que tuvo una "gran participación" de fieles y peregrinos.

Asimismo, se ha celebrado diariamente la Misa del Peregrino y se ha realizado una reedición de la guía del peregrion, además de editar y enviar unos cuadernillos a todas las diócesis españolas sobre el Año Jubilar.

Igualmente, se ha celebrado un encuentro entre rectores de santuarios y de marzas, además de jornadas participativas con la Universidad de Cantabria y e impulsar el proyecto Éleos y su albergue social.