24h Cantabria.

24h Cantabria.

Hombre condenado a 8 años de prisión por agresión sexual a la hija de su pareja.

Hombre condenado a 8 años de prisión por agresión sexual a la hija de su pareja.

El Tribunal Superior de Justicia de Cantabria ha confirmado la condena de ocho años de prisión a un hombre que fue declarado culpable de agresión sexual hacia la hija de su pareja, una joven de 21 años. La sentencia, que fue dictada por la Audiencia Provincial en diciembre pasado, también impone al acusado una medida de libertad vigilada durante cinco años, se le inhabilita para profesiones que involucren el contacto con menores durante un período de trece años y se le prohíbe acercarse o comunicar con la víctima durante diez años. Además, el acusado debe indemnizar a la joven con 12.000 euros.

El tribunal también confirmó la condena de la madre biológica de la víctima, quien fue acusada de omisión del deber de impedir un delito; se le impuso una multa de 2.160 euros. La madre fue condenada por presenciar el hecho y no hacer nada para evitarlo. El Tribunal rechazó la petición de la joven de que su madre biológica sea condenada por el delito de agresión sexual por omisión.

La Sala de lo Civil y Penal del TSJC rechazó los recursos presentados tanto por la víctima como por los dos acusados. La joven pedía que su madre biológica fuera condenada por un delito con una pena mayor. Los acusados, por otro lado, solicitaban su absolución. La primera porque, según adujo, se encontraba fuera de la habitación donde se produjeron los hechos y el segundo porque argumentó que la relación fue consentida.

Según los hechos probados, la joven estaba en la habitación de un hotel con los dos acusados cuando comenzó a sentirse mal. El acusado la desnudó de cintura para abajo, le quitó las bragas y los zapatos, y mientras ella oponía resistencia a ser penetrada, consiguió penetrarla vaginalmente. Durante el acto sexual, entró a la habitación la madre de la víctima, quien no hizo nada para evitar el abuso. Después de la relación sexual, la joven huyó de la habitación y buscó ayuda.

El tribunal explicó que la madre de la víctima no tenía la obligación legal de actuar y que la pretensión de la joven de que su madre biológica sea condenada como autora del delito de agresión sexual por omisión no tiene fundamento. La Audiencia no condenó a la madre por el delito de agresión sexual por omisión, sino por el de omisión del deber de impedir delitos. La madre alegó que fue condenada por un delito por el que no fue acusada, pero el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria explicó que solo existiría indefensión si no se hubiera podido defender de alguna de las partes acusadoras, lo que no ocurre en este caso.

En cuanto al consentimiento que el acusado alegó, el tribunal dijo que la declaración de la víctima cumple los requisitos jurisprudenciales y se ve corroborada por elementos objetivos. La defensa del acusado también pidió la aplicación de la eximente o atenuante de drogodependencia y abuso de alcohol, pero la petición fue rechazada. La sentencia aún no es firme y se puede recurrir a casación ante el Tribunal Supremo.