24h Cantabria.

24h Cantabria.

Hombre condenado a tres años de cárcel por agresión a menor con discapacidad

Hombre condenado a tres años de cárcel por agresión a menor con discapacidad

SANTANDER, 25 Ene.

La Audiencia Provincial de Cantabria ha dictado sentencia condenatoria contra un hombre por abusar reiteradamente de su vecina, una niña de diez años con retraso madurativo.

El acusado ha sido declarado culpable de un delito continuado de abuso sexual a una menor de 16 años, aunque se ha considerado una atenuante de reparación del daño debido a que previo al juicio consignó 3.000 euros en concepto de indemnización.

Además de la pena de prisión de tres años, se le prohíbe ejercer cualquier profesión o actividad que implique contacto con menores durante ocho años. También se le impide acercarse o comunicarse con la niña durante cinco años y se le pondrá en libertad vigilada durante cinco años más después de cumplir la condena.

En cuanto a la responsabilidad civil, el acusado deberá pagar una indemnización de 3.000 euros, que ahora será entregada a la víctima.

Según el relato de los hechos, el acusado realizó tocamientos a su vecina "por debajo de la ropa, acariciándole en la zona de la vagina", durante los paseos en los que salía con su perro junto a la niña, durante un periodo de dos meses.

La menor, que sufre un retraso madurativo y dificultades cognitivas, informó a su madre y hermana sobre lo sucedido, manifestando que el hombre la tocaba a pesar de haberle dicho que no le gustaba.

En el juicio, el acusado admitió los hechos, se acogió a su derecho a no declarar y, a petición de su abogada, se disculpó con la familia.

La controversia principal en el caso radica en si se debe aplicar el tipo atenuado de agresión sexual establecido por la Ley Orgánica de Garantía Integral de la Libertad Sexual de 2022, tal como solicitaba la defensa por considerarlo más favorable para el acusado.

Sin embargo, el tribunal rechaza esta petición, argumentando que el tipo atenuado se aplica cuando el hecho tiene una menor gravedad, lo cual no ocurre en este caso debido a las "circunstancias especiales" de la niña, que la convierten en una víctima especialmente vulnerable.

Por lo tanto, la Audiencia no accede a aplicar el tipo atenuado y condena al acusado según la legislación vigente en el momento de los hechos, considerándola más favorable para él que la reforma de 2022.