24h Cantabria.

24h Cantabria.

La economía de Cantabria muestra un leve descenso del 0,5% en el tercer trimestre de 2023, aunque registra un crecimiento destacable del 0,7% en comparación al año anterior.

La economía de Cantabria muestra un leve descenso del 0,5% en el tercer trimestre de 2023, aunque registra un crecimiento destacable del 0,7% en comparación al año anterior.

SANTANDER, 17 Ene.

La economía cántabra experimentó una ligera caída del 0,5% en el tercer trimestre de 2023 en comparación con el trimestre anterior, pero logró un crecimiento del 0,7% en relación al mismo periodo de 2022, según los datos proporcionados por el Instituto Cántabro de Estadística (ICANE) en su último informe de Contabilidad Trimestral, recogidos por Europa Press.

En este sentido, durante los meses de julio a septiembre de 2023, se observaron aumentos en tres sectores y retrocesos en cuatro, en comparación con el mismo trimestre del año anterior.

El sector que destacó por su mayor crecimiento interanual fue la construcción, con un sólido incremento del 4,8%. Le siguió el comercio, transporte, hostelería, información y comunicaciones, con un 3,9%, y la administración pública, sanidad, educación y actividades artísticas, con un 2,8%.

No obstante, se registraron retrocesos en la industria y energía, con un descenso del 4,2%; las actividades financieras y seguros, inmobiliarias y profesionales también sufrieron una caída del 0,4%; los impuestos netos sobre los productos disminuyeron un 0,3%; mientras que el sector primario sufrió un leve retroceso del 0,1%.

Por otro lado, en términos intertrimestrales, solo se observó un ligero crecimiento en la administración pública, sanidad, educación y actividades artísticas, con un aumento del 0,2%, y en el comercio, transporte, hostelería, información y comunicaciones, con un incremento del 0,1%.

El mayor retroceso correspondió nuevamente a la industria y energía, con una disminución del 2,4%; seguido del sector primario, con un decremento del 1,2%; la construcción, con una caída del 0,3%; y las actividades financieras y seguros, inmobiliarias y profesionales, así como los impuestos netos sobre los productos, experimentaron una bajada del 0,2%.