24h Cantabria.

24h Cantabria.

La UC lidera iniciativa para reciclar plásticos del mar en energía limpia.

La UC lidera iniciativa para reciclar plásticos del mar en energía limpia.

Un ambicioso proyecto ha sido puesto en marcha por la Universidad de Cantabria, que coordina a socios de España, Francia, Portugal e Irlanda, incluyendo a MARE, para abordar el problema de los residuos plásticos en el mar Cantábrico.

SANTANDER, 22 Jun.

El proyecto llamado 'PLAST4H2' busca convertir los plásticos recolectados en el mar en H2, energía y ecoplásticos, con una financiación de 1,5 millones de euros del programa INTERREG Atlantic Área y una duración de tres años.

La iniciativa, liderada por la UC a través del Departamento de Ingenierías Química y Biomolecular, cuenta con la participación de la Consejería de Medio Ambiente y MARE, con el objetivo de combatir la contaminación plástica en el Espacio Atlántico y promover la circularidad y sostenibilidad.

Este proyecto transnacional reúne a siete socios de diferentes países, incluyendo universidades, empresas privadas, empresas públicas y ONGs, con el fin de colaborar en la recopilación y valorización de los residuos plásticos generados en la región.

MARE jugará un papel fundamental en la caracterización de los plásticos recogidos en las playas de Cantabria, así como en la sensibilización y educación ambiental sobre esta problemática, con un presupuesto total de 192.412 euros financiados por el programa Interreg.

Por su parte, la Universidad de Cantabria se encargará de desarrollar plantas piloto para la purificación de las corrientes de plásticos residuales y la transformación de microplásticos marinos, con el objetivo de obtener hidrógeno puro y valorizar los residuos plásticos marinos mediante tecnologías avanzadas.

El proyecto también incluirá una etapa de detección de plásticos en las zonas marinas y playas, así como campañas de recolección a través de barcos y técnicas de buceo en el suelo marino, con el fin de caracterizar y procesar los plásticos recogidos en una planta piloto en Irlanda.

Finalmente, se evaluará la sostenibilidad de la conversión de plásticos en productos de alto valor añadido y se llevarán a cabo campañas de sensibilización sobre la contaminación plástica y el uso responsable de plásticos en la sociedad.