24h Cantabria.

24h Cantabria.

Prohíben uso de teléfonos móviles en centros educativos de Cantabria a partir del próximo curso escolar

Prohíben uso de teléfonos móviles en centros educativos de Cantabria a partir del próximo curso escolar

En un movimiento sin precedentes, Cantabria ha decidido prohibir el uso de teléfonos móviles tanto en colegios como en institutos a partir del próximo curso 2024-2025. La intención es que los teléfonos no sean llevados físicamente a los colegios y que, en la medida de lo posible, tampoco se utilicen en los institutos, permitiendo su presencia solo si permanecen apagados.

El consejero de Educación y Formación Profesional, Sergio Silva, hizo este anuncio durante una rueda de prensa este miércoles, donde también se incluyó una recomendación a todos los centros educativos para extender estas medidas no solo a los estudiantes, sino a todo el personal de la comunidad educativa.

Para supervisar el cumplimiento de esta prohibición, el Gobierno autonómico ha decidido otorgar "autonomía" a los centros educativos, reconociendo las diferentes realidades en cada uno de ellos.

Silva explicó que actualmente existen diversas técnicas en los centros e institutos para controlar el uso de teléfonos, como la existencia de cajas para depositar los dispositivos a la entrada del aula, taquillas fuera de las aulas, o incluso la falta de control en algunos casos.

El objetivo de esta medida, según el consejero, no es simplemente prohibir, sino educar. Se pretende mejorar la convivencia en los centros educativos, solicitando la complicidad y el entendimiento de las familias.

De esta manera, los colegios se convertirán en "espacios libres de uso de dispositivos digitales", excluyendo completamente los teléfonos móviles y otros dispositivos, aunque las tablets educativas quedarán exentas de la prohibición.

En cuanto a los institutos, se establece la prohibición del uso de teléfonos durante las clases y los recreos, a menos que se haya programado su uso con fines educativos, algo que, según Silva, ocurre de manera esporádica.

Respecto a las pantallas o pizarras digitales, la medida se mantendrá como hasta ahora, respetando la estrategia educativa de digitalización de forma progresiva.

Las infracciones a estas normas de convivencia podrán acarrear sanciones internas por parte de los centros, en un intento de garantizar un entorno educativo adecuado para todos los estudiantes.

Esta decisión surge como resultado de un extenso trabajo llevado a cabo desde el curso 2023-24, donde se ha observado la preocupación por la exposición de los alumnos a las pantallas y redes sociales.

Tras estudios y consultas realizadas en los centros educativos, se evidenció un respaldo mayoritario a la medida, lo que llevó al Gobierno a dar el paso de prohibir definitivamente el uso de teléfonos en los colegios y los institutos a partir del próximo curso.

Con estas instrucciones, Cantabria pretende liderar un cambio relevante en el ámbito educativo, estableciendo un precedente que podría marcar tendencia a nivel nacional.

El debate sobre el uso de teléfonos móviles en entornos educativos sigue vigente a nivel nacional, y se espera que otras comunidades autónomas sigan el ejemplo de Cantabria en la implementación de medidas similares.

El consejero Silva hizo estas declaraciones tras una presentación en el Parlamento sobre la situación educativa del pueblo gitano, destacando la importancia de garantizar un entorno educativo inclusivo y adecuado para todos los estudiantes.