24h Cantabria.

24h Cantabria.

Se fija fecha del juicio por el trágico accidente de Castelar: del 6 al 13 de mayo

Se fija fecha del juicio por el trágico accidente de Castelar: del 6 al 13 de mayo

El próximo mes de mayo se celebrará el juicio contra los dos conductores implicados en el trágico accidente ocurrido en Santander el pasado febrero, en el que perdió la vida un joven motorista de 19 años. La Audiencia Provincial de Cantabria será el escenario de este proceso judicial que durará del 6 al 13 de mayo.

La Fiscalía exige una pena de catorce años de cárcel para el principal acusado, quien fue el autor material del atropello y conducía bajo los efectos del alcohol y las drogas. Además de ser acusado de homicidio, también se le imputan varios delitos. Por otro lado, el segundo acusado, que quedó en libertad bajo fianza, se enfrenta a una condena de cuatro años y medio por conducción temeraria.

Los hechos se produjeron alrededor de las diez de la noche del 3 de febrero de 2023, cuando ambos conductores se encontraron en un semáforo cerca de la estación del ferry. Tan pronto como el semáforo se puso en verde, comenzaron una carrera que terminó en la calle Castelar.

En medio de esta competición, ambos conductores circularon a una velocidad considerablemente superior a la permitida, llegando incluso a alcanzar los 136,85 kilómetros por hora en una zona con un límite de 40 km/h. Además, cambiaron constantemente de carril, llegando uno de ellos a invadir el carril exclusivo del autobús.

Al salir de la rotonda de Puerto Chico, el conductor principal, B.B., de 26 años, chocó contra la mediana que separaba los carriles, perdió el control de su vehículo (un Audi) y se desvió hacia el carril contrario, donde se encontraba la víctima en su motocicleta. El impacto fue violento y frontal, resultando en la muerte inmediata del motorista Bret Elorza. Mientras tanto, el vehículo continuó su trayectoria, superando nuevamente la mediana y deteniéndose a más de 60 metros del lugar del accidente.

En su dictamen, la Fiscalía solicita catorce años de prisión para este conductor por cuatro delitos: homicidio en concurso con conducción temeraria, conducción a velocidad excesiva (60 km/h por encima del límite en zona urbana) y conducción bajo la influencia de drogas o sustancias estupefacientes. Además de la condena de prisión, se solicita la privación del derecho a conducir durante diez años, lo que implica la pérdida definitiva del permiso de conducir debido a la reincidencia en el delito de conducción excesiva.

Por su parte, el segundo acusado, A.B., se enfrenta a una pena de cuatro años y medio de cárcel por conducción temeraria, conducción a velocidad excesiva y conducción bajo la influencia de drogas o estupefacientes. La Fiscalía también pide su inhabilitación absoluta durante el tiempo de condena y la privación del derecho a conducir durante diez años, lo que conlleva la pérdida del carné de conducir.

La acusación particular, representada por la familia de la víctima, considera que este segundo conductor fue un cómplice necesario en el homicidio y demanda una pena más severa de prisión para él.