24h Cantabria.

24h Cantabria.

Cantabria demanda a los acreedores de Celsa total claridad y seguridad en los compromisos del Plan de Restructuración.

Cantabria demanda a los acreedores de Celsa total claridad y seguridad en los compromisos del Plan de Restructuración.

El consejero de Industria de Cantabria, Eduardo Arasti, ha pedido al Gobierno de España que cumpla con las condiciones establecidas por la comunidad para preservar la importancia estratégica de Celsa en el acuerdo del Consejo de Ministros que autorizará el Plan de Reestructuración. Además, ha solicitado a los fondos acreedores más concreción en las medidas a adoptar y garantías de su cumplimiento, para que sean vinculantes y exigibles.

Eduardo Arasti ha expresado su preocupación por el comunicado de los acreedores, al considerarlo demasiado general, en el que se comprometen a mantener la españolidad de la compañía, preservar la plantilla, mantener las capacidades productivas en España y buscar un socio industrial español.

El consejero cántabro reclama una mayor especificidad en las acciones a tomar, en línea con el acuerdo aprobado por el Consejo de Gobierno en septiembre para proteger la integridad, viabilidad, actividad y empleo del Grupo Celsa en Cantabria y en España. Cantabria ha establecido una serie de condiciones particulares que la presidenta, María José Sáenz de Buruaga, ha enviado por carta al ministro de Industria, Comercio y Turismo, Héctor Gómez.

En dicho acuerdo, el Gobierno de Cantabria solicita al Gobierno central que tome las medidas necesarias para garantizar el mantenimiento del centro principal de intereses, así como el domicilio fiscal y social del Grupo Celsa en España. Además, insta a evitar cualquier modificación que suponga la desaparición o disminución de actividad de los centros de trabajo en Cantabria y España.

El Gobierno cántabro considera necesario incluir compromisos específicos en la gestión del grupo, endeudamiento, política financiera, recursos humanos, inversiones productivas, transición ecológica y tecnología, y verificar periódicamente su cumplimiento para tomar medidas correctivas en caso de desviaciones significativas. También propone la existencia de un accionista o accionistas españoles de referencia que ejerzan facultades de control o derecho de veto en decisiones estratégicas societarias y la creación de un Consejo de Administración con consejeros independientes.

El Gobierno de Cantabria destaca la importancia de Celsa como la principal empresa de materiales industriales en la región, con una facturación de 857 millones de euros en 2022, lo que representa el 49% del sector metalúrgico en Cantabria. Además, cuenta con 1.145 puestos de trabajo, lo que equivale al 3,6% del empleo industrial, especialmente en las filiales Global Steel Wire y Global Steel Products.

La empresa ha invertido más de 467 millones de euros desde 2001 y es el principal usuario del Puerto de Santander por volumen de mercancías. El Gobierno cántabro considera que el Gobierno de España debe asegurar el cumplimiento estricto de los compromisos asumidos en el Plan de Reestructuración para preservar e incrementar el valor de la compañía, garantizar la viabilidad del Grupo Celsa y mantener los puestos de trabajo y centros estratégicos en España y Cantabria.

Celsa también es una empresa estratégica a nivel nacional, con 4.410 empleados en plantas ubicadas en diferentes regiones de España y más de 120 centros de trabajo en 9 países europeos, generando empleo directo e indirecto. En junio de 2022, el Consejo de Ministros aprobó una ayuda de 550 millones de euros para la empresa a través del Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas.