El Casyc se convierte en un espacio de simbolismo con más de 70 obras de arte moderno y contemporáneo

El Casyc se convierte en un espacio de simbolismo con más de 70 obras de arte moderno y contemporáneo

La sala de exposiciones Casyc acoge desde este viernes y hasta el 10 de enero la muestra temporal 'Simbolismo. Del otoño el destello amarillo y dulce', con una selección casi 70 obras de arte moderno y contemporáneo de las colecciones de la Fundación Caja Cantabria y el Museo de Arte de Santander (MAS), "cargada de referencias simbólicas".

Entre las obras se encuentran pinturas, esculturas, fotografía, grabado y artes decorativas de artistas simbolistas destacados como Francisco de Goya o los cántabros Rogelio de Egusquiza y Clara Trueba; así como un gran tríptico de Antonio Quirós, que tiene "una gran carga simbólica".

La muestra ha sido presentada este viernes en rueda de prensa por el director general de la Fundación Caja Cantabria, Juan Muñiz; el director del MAS, Salvador Carretero; la concejala de Cultura del Ayuntamiento de Santander, Ruth Méndez; y el crítico de arte y patrono de la Fundación Fernando Zamanillo.

Según han señalado, se trata de una oportunidad para disfrutar de distintas obras que se custodian en sus almacenes, con importantes piezas de "ayer y hoy", de creadores nacionales y cántabros "pocas veces expuestas".

Han explicado que el simbolismo, entendido como un movimiento francés literario y filosófico que se transfirió a otras facetas creativas, se fija en la búsqueda del conocimiento intelectivo y la expresión conceptual; mientras que los simbolistas entienden el mundo como un misterio y el arte como un sueño.

Este proyecto expositivo toma el término y el concepto de simbolismo de una forma genérica, recordando que muchos movimientos artísticos y civilizaciones han usado este vehículo plástico como fórmula de sus relatos artísticos.

Así, bajo la tesis de un simbolismo "impregnado de relatos" de distintas épocas, la muestra exhibe un total de 67 obras en dos plantas, reservando la segunda al arte más contemporáneo, que recuerdan al espectador que "hay que aprovechar el tiempo".

La exposición, cuyo título proviene del poema 'Las flores del mal' de Charles Baudelaire, parte de la "increíble" cruz centroamericana del siglo XVIII y Francisco de Goya, con ejemplares de la serie de los 'Caprichos', donde destaca el afamado 'Sueño de la razón produce monstruos' (1799); y continúa con fondos artísticos y musicales de Clara Trueba.

Además, da un especial protagonismo al santanderino Rogelio de Esgusquiza, mostrando todas las obras que posee la colección del artista, unas 20 obras de pinturas y estampas, entre ellas cuatro óleos nuevos incorporados en propiedad al MAS gracias al legado de Elena Ribalaygua.

Asimismo, la selección incluye obras de otros simbolistas como José Gutiérrez Solana, José Villegas, Donato Avedaño, Ramón Casas, Daniel Alegre, Julio Romero de Torres, María Roesset, Gerardo de Alvear, Pancho Cossío, Evaristo Valle, Ricardo Bernardo, Antonio Quirós, Joan Miró, Eduardo Soria, Ciuco Gutiérrez, José Luis Mazarío, Emilio González Sainz, Chema Cobo, Fernando Bermejo o Luis González de Palma.

En concreto, se pueden contemplar obras como 'Elsa de Lohengrin' y 'La Música', de Rogelio de Egusquiza; 'La Paz', de Cristino Mallo; 'Los traperos', 'Pobres a la lumbre' y 'Naturaleza muerta', de José Gutiérrez Solana; o 'Perro ladrando a la luna', de Antonio Quirós.

El proyecto cuenta con visitas guiadas tanto para grupos de escolares como adultos, a cargo de las historiadoras del arte Isabel Cotero y Lucía Andérez.

Con esta nueva exposición, ambas instituciones ya superan las 25 desarrolladas de forma conjunta desde 2018, muchas de ellas con obras de sus propias colecciones, en las que han mostrado más de 1.200 piezas de su propiedad.

Tags

Categoría

Cantabria