El Ejecutivo promoverá la creación de 171 viviendas accesibles en siete localidades.

El Ejecutivo promoverá la creación de 171 viviendas accesibles en siete localidades.

El Gobierno de Cantabria ha anunciado la construcción de 171 viviendas públicas en régimen de alquiler asequible en siete municipios, con una inversión de 26 millones de euros. La mitad de estos fondos provendrán de la comunidad, mientras que la otra mitad será financiada con una ayuda de 13 millones de euros provenientes de fondos europeos asignados para este propósito.

Esos municipios son Reinosa, donde se construirán 58 viviendas en terrenos de la empresa pública Gesvican; Polanco, donde se edificarán 40 viviendas en el Alto de Pedroa; Santoña, con 28 viviendas; Torrelavega, con 27 viviendas (15 en terrenos del Gobierno y 12 en un edificio del Ayuntamiento); Liencres, con 7 viviendas en una parcela del Ayuntamiento de Piélagos; Santillana del Mar, con 8 viviendas en un terreno cedido por el municipio a Gesvican; y Orejo, con 3 viviendas ya propiedad de Gesvican.

Se espera que las viviendas estén terminadas para marzo de 2026, con el objetivo de cumplir los plazos estipulados para recibir los fondos europeos. La construcción de las viviendas estará a cargo de Gesvican.

La presidenta de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, presentó este plan de viviendas sociales y resaltó que se construirán 86 viviendas en una primera fase. El Gobierno trabajará en convenios con el Estado para recibir los primeros 6,5 millones de euros de los fondos europeos, y el resto se obtendrá a medida que se alcancen los objetivos establecidos.

Sáenz de Buruaga criticó la falta de acción del Gobierno anterior en materia de vivienda social y destacó que en los primeros 100 días de su gobierno se ha pasado de cero a 171 viviendas. Además, mencionó que se han implementado medidas para promover el acceso a viviendas a precios asequibles, como la colaboración con los ayuntamientos para obtener terrenos destinados a la construcción de viviendas sociales.

La alcaldesa de Polanco agradeció al Gobierno por elegir su municipio para presentar el plan y resaltó la demanda existente en el municipio, especialmente en alquiler. También mencionó que había propuesto ceder terrenos para la construcción de viviendas anteriormente, pero no obtuvo una respuesta positiva.

Además de este plan de viviendas, el Gobierno de Cantabria impulsará otras medidas como ayudas al alquiler, adquisición de viviendas de la Sareb y reformas fiscales para beneficiar a diferentes grupos de la sociedad, entre otras medidas para abordar el acceso a la vivienda en la región.

En definitiva, esta iniciativa del Gobierno de Cantabria busca proporcionar viviendas asequibles a los ciudadanos de la región, especialmente a los jóvenes que deseen independizarse. Con una inversión de 26 millones de euros, con fondos europeos en su mitad, se espera que las viviendas estén terminadas en marzo de 2026 y sean una solución efectiva para afrontar la falta de viviendas sociales en Cantabria.

Tags

Categoría

Cantabria