24h Cantabria.

24h Cantabria.

El Gobierno y los médicos pactan: las operaciones se realizarán nuevamente en horario vespertino

El Gobierno y los médicos pactan: las operaciones se realizarán nuevamente en horario vespertino

El Gobierno de Cantabria liderado por el Partido Popular ha alcanzado un acuerdo con los médicos para retomar la actividad extraordinaria en los hospitales por las tardes, con el objetivo de reducir las listas de espera. Este servicio se había suspendido en febrero debido a la falta de actualización de las tarifas de las operaciones. Sin embargo, tras las elecciones autonómicas, el nuevo Ejecutivo ha logrado llegar a un acuerdo con el colectivo médico para retomar estas actividades.

La presidenta cántabra, María José Sáenz de Buruaga, ha anunciado este acuerdo en el Pleno del Parlamento en respuesta a preguntas de la oposición sobre el plan del Gobierno para mantener la calidad de los servicios públicos y la inversión en proyectos de la comunidad, a pesar de la reducción de ingresos prevista por la reforma fiscal presentada por el PP la semana pasada.

Los grupos de la oposición, PRC, PSOE y Vox, critican la reforma fiscal del PP y consideran que "no salen las cuentas". Sin embargo, la presidenta argumenta que la rebaja de impuestos permitirá atraer inversores, aumentar el consumo de las familias y generar más puestos de trabajo y, por tanto, más contribuyentes y riqueza.

Representantes de los diferentes partidos han expresado sus críticas a la reforma fiscal. Desde el PRC, el diputado Pedro Hernando considera que los beneficios de la rebaja solo llegarán a las rentas más altas y que la economía no se beneficiará de forma significativa. El portavoz del PSOE, Pablo Zuloaga, señala que la bajada de impuestos no beneficia a las rentas inferiores y que son precisamente los que más necesitarían esa ayuda.

Por su parte, la portavoz de Vox, Leticia Díaz, advierte que no es posible mantener los servicios públicos y realizar grandes proyectos en Cantabria sin reducir el gasto. Todos los partidos coinciden en que los efectos de la rebaja de impuestos se empezarán a notar a partir de 2026.

En el Pleno de hoy también se ha debatido una iniciativa del PSOE que buscaba garantizar la prestación de servicios públicos fundamentales sin merma de recursos, en relación a la reforma fiscal. Esta propuesta no ha salido adelante, ya que PP y Vox votaron en contra y el PRC se abstuvo.

La presidenta del PP, Ana Belén Álvarez, defiende que los servicios en Cantabria tienen un mayor coste debido a su orografía y población, por lo que no se deben perder fuentes de ingresos, como el impuesto sobre el patrimonio que el PP propone eliminar.

En respuesta, el PP cuestiona si los servicios públicos de calidad a los que se refiere el PSOE son aquellos que no cuentan con médicos en muchos municipios o que tienen las mayores listas de espera de España. Carlos Caramés, del PP, acusa al anterior gobierno socialista de subir impuestos a los cántabros para financiar una "red clientelar".

Además, la reforma fiscal también ha generado debate en relación al coste del carburante para los transportistas. El consejero de Fomento, Roberto Media, ha señalado que la bajada de impuestos permitirá inyectar 370 millones de euros en la economía, lo que ayudará a compensar las subidas de precios.

En resumen, la reforma fiscal del PP en Cantabria ha generado críticas por parte de los partidos de la oposición, quienes consideran que no es posible bajar impuestos, mantener los servicios públicos y llevar a cabo grandes proyectos sin reducir el gasto. Sin embargo, el Gobierno defiende que la rebaja de impuestos atraerá inversores y generará más empleo, aumentando así el número de contribuyentes y la generación de riqueza.