24h Cantabria.

24h Cantabria.

Fuerte temporal de vientos de 100 km/h por "Aline" provoca olas de 20 metros y numerosos incidentes

Fuerte temporal de vientos de 100 km/h por

El pasado viernes, Cantabria fue afectada por la borrasca 'Aline', que trajo consigo olas de hasta 20 metros en altamar y vientos fuertes con ráfagas de más de 100 kilómetros por hora. A pesar de esto, las incidencias ocasionadas no revistieron una gravedad significativa.

Debido a las condiciones climáticas adversas, que generaron alertas por fenómenos costeros, viento y lluvias, se decidió reforzar con más personal los turnos del Centro de Atención a Emergencias del 112.

Entre las 7:00 y las 19:00 horas, el 112 recibió un total de 204 llamadas y gestionó 103 incidencias, la mayoría en municipios costeros, especialmente en Santander. Dichas incidencias estuvieron relacionadas principalmente con la caída de ramas y árboles, algunos de gran tamaño, desprendimientos y daños en infraestructuras y mobiliario urbano.

La boya Augusto González de Linares (AGL), en Santander, registró a las 10:00 horas una ola de casi 20 metros en altamar, descendiendo posteriormente a niveles inferiores pero siempre superiores a los 15 metros.

En cuanto a las ráfagas de viento, Tresviso alcanzó la sexta mayor intensidad del país, con 107 kilómetros por hora a las 8:20 horas, mientras que Santander también se situó en el 'top ten' con ráfagas de hasta 100 km/h.

Los lugares con las mayores ráfagas de viento a nivel nacional fueron Estaca de Bares (A Coruña), con 156 km/h; cabo Machichaco (Vizcaya), con 123 km/h; Cabo Peñas (Asturias), con 121 km/h; Fisterra (A Coruña), con 117 km/h; y el aeropuerto de Asturias, con 108 km/h, según datos actualizados hasta la tarde de ese día por la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Además, se registraron vientos fuertes en Castro Urdiales (99 km/h), San Roque de Riomiera (87 km/h) y la zona del aeropuerto Seve Ballesteros (82 km/h).

El litoral cántabro, que estuvo en alerta roja por fenómenos costeros adversos, finalizó el viernes en nivel naranja, el cual se mantuvo hasta las 15:00 horas del sábado para luego descender a nivel amarillo.

Liébana también estuvo en alerta amarilla por viento y lluvia, mientras que el centro y valle de Villaverde solo estuvo en alerta por viento.

Ante estas condiciones meteorológicas, el Teleférico de Fuente Dé decidió cerrar sus puertas para garantizar la seguridad de visitantes y trabajadores, y abrirá nuevamente "cuando las condiciones lo permitan", según informó la empresa Cantur en su página web.