Hombre sentenciado a 16 años de prisión por ataque letal contra su esposa e hija

Hombre sentenciado a 16 años de prisión por ataque letal contra su esposa e hija

SANTANDER, 18 Dic. - La Audiencia Provincial de Cantabria ha condenado a un hombre a dieciséis años de prisión por intentar asesinar a su esposa y a su hija por estrangulación.

En una sentencia reciente, la Sección Tercera de la Audiencia lo considera responsable de un delito de asesinato en grado de tentativa al atacar a su esposa por la espalda e intentar estrangularla, y de un delito de homicidio en grado de tentativa al intentar hacer lo mismo con su hija cuando intentaba ayudar a su madre.

En ambos casos, la Audiencia considera que los intentos fueron consumados, ya que de no haber intervenido alguien, ambas mujeres habrían muerto estranguladas.

El hombre también ha sido condenado a diez meses de prisión por violencia de género, ya que dos semanas antes del incidente agarró a su esposa por el cuello hasta que perdió el conocimiento.

Además de las penas de prisión, el condenado no podrá comunicarse ni acercarse a su esposa durante diecisiete años y medio, ni a su hija durante quince años. También se le priva de la patria potestad sobre la menor.

La pena se ha determinado teniendo en cuenta la atenuante de alteración psíquica, debido a que el hombre sufre un trastorno de personalidad y un síndrome depresivo, lo que afectó levemente su capacidad mental y su voluntad al cometer los hechos.

También se ha considerado la agravante de parentesco en los delitos de asesinato y homicidio, ya que el acusado es el esposo y padre de las víctimas.

Según los hechos probados, mientras el acusado y su esposa estaban en la cocina de la casa, él se abalanzó repentinamente sobre ella, que estaba de espaldas preparando la cena.

"Con la intención de quitarle la vida, la agarró por el cuello con ambas manos, apretando con fuerza y comenzando a asfixiarla, ambos cayeron al suelo y él no la soltó", relata la sentencia.

La esposa intentó liberarse pataleando y golpeando la puerta del horno de cocina, logrando romperla. En ese momento, la hija entró a la cocina al oír el ruido y se abalanzó sobre su padre para que soltara a su madre, lo que consiguió.

Entonces, el acusado cogió un cuchillo de cocina y se dirigió hacia su hija con la intención de estrangularla. La madre se abalanzó sobre él y logró que soltara a la niña, quien corrió hacia la terraza y saltó a la del vecino.

El vecino salió de su casa y vio a la madre y al acusado en la terraza, este último amenazando con destrozar todo.

La Guardia Civil fue llamada y el acusado afirmó que había intentado matar a su esposa e hija y que lo volvería a intentar, pidiendo ayuda para su familia.

El acusado decidió no declarar durante todo el procedimiento y también en el juicio. Su esposa, que sí declaró en la instrucción, no recordó lo sucedido debido a su medicación para la ansiedad.

El tribunal valoró las declaraciones de la esposa en el juzgado, respaldadas por pruebas médicas de las lesiones en el cuello de ambas mujeres y en los pies de la esposa, así como el testimonio del vecino y de los agentes de la Guardia Civil.

Para el tribunal, los hechos constituyen dos intentos de homicidio, ya que "es evidente que el acusado no solo pretendía asustar a su esposa", sino que "quería matarla y así lo manifestó".

El tribunal determina que en el primer caso se trató de un intento de asesinato, debido a la forma sorpresiva en que atacó a su esposa por la espalda, lo que constituye alevosía.

En el segundo caso, se trata de un intento de homicidio dado las lesiones sufridas por la hija, las cuales demuestran la intensidad y la fuerza ejercida por el acusado, y de no haber intervenido la madre, podría haber terminado con la vida de la niña.

Finalmente, la sala explica que no se aplica la eximente completa o incompleta de alteración psíquica debido al informe médico-forense que lo impide. En cambio, se aplica una atenuante analógica.

La sentencia todavía no es definitiva y se puede presentar un recurso de apelación ante el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria.

Tags

Categoría

Cantabria