Pascual busca consenso para mejorar la Sanidad en Cantabria y agilizar atención en lista de espera.

Pascual busca consenso para mejorar la Sanidad en Cantabria y agilizar atención en lista de espera.

El consejero de Salud, César Pascual, ha presentado en el Parlamento las prioridades de su departamento, entre las que se encuentra alcanzar un Pacto por la Sanidad en Cantabria. Pascual busca conseguir "la mejor prestación sanitaria" a través del acuerdo abierto a profesionales y a la sociedad. Este proyecto es uno de los diez principales que se ha propuesto para la legislatura actual, donde se pretende mejorar el sistema de salud pública con el mayor consenso posible. También se plantea la elaboración de un nuevo plan de salud y la reducción de las listas de espera quirúrgica, pruebas diagnósticas y consultas externas.

Pascual afirma que el objetivo es optimizar las inasumibles listas de espera, garantizando la prioridad en función de la gravedad y manteniendo la eficiencia y transparencia. Se va a centrar en la demora y no tanto en el número de pacientes que esperan una intervención. La idea es citar a los pacientes lo antes posible y que la demora sea razonable y cumpla los límites establecidos por la Ley de Garantías.

Otra prioridad es mantener el modelo de asistencia en Atención Primaria, especialmente en el medio rural, garantizando que sea presencial, de calidad y cercana en toda la región. El consejero apuesta por incrementar progresivamente el peso de esta atención en el presupuesto de Servicio Cántabro de Salud para situar a la región entre las comunidades con mayor proporción de inversión en este ámbito.

En cuanto al presupuesto, se aspira a lograr un equilibrio financiero para el final de la legislatura, lo que implica una gestión eficiente y sin despilfarros. Además, se van a revisar y actualizar los convenios de colaboración para la asistencia sanitaria con las comunidades autónomas limítrofes para asegurar el derecho a la salud sin importar el lugar de residencia.

En cuanto al personal sanitario, se pretende mejorar la disponibilidad de profesionales en el sistema sanitario y sus condiciones laborales, otorgándoles mayor estabilidad y promoviendo su desarrollo profesional.

El plan por la salud también incluye la atención a enfermedades crónicas, el refuerzo de los cuidados paliativos, la atención a enfermedades raras y poco frecuentes, la atención a pacientes con cáncer y la mejora en el ámbito de la salud mental, especialmente en la población infantil y juvenil. También se impulsará el servicio de reproducción asistida aumentando la edad hasta los 45 años.

En resumen, el consejero de Salud de Cantabria busca alcanzar un Pacto por la Sanidad que permita mejorar la prestación sanitaria en la región. Se prioriza la reducción de las listas de espera, el mantenimiento de la asistencia en Atención Primaria, la mejora de las condiciones laborales del personal sanitario, la atención a enfermedades crónicas y raras, entre otras medidas. La meta final es lograr un sistema de salud público universal, accesible, gratuito y de calidad.

Categoría

Cantabria