24h Cantabria.

24h Cantabria.

Sentencia condenatoria: Dos personas recibirán 6 años de prisión y deberán pagar una multa de 19 millones de euros por transportar 363 kilogramos de cocaína en España.

Sentencia condenatoria: Dos personas recibirán 6 años de prisión y deberán pagar una multa de 19 millones de euros por transportar 363 kilogramos de cocaína en España.

La Audiencia Provincial de Cantabria ha emitido una sentencia condenando a dos hombres a seis años de prisión y al pago de una multa de 19 millones de euros cada uno. Estos individuos fueron hallados culpables de introducir 363 kilos de cocaína en España a través de un vehículo-vivienda proveniente de Chile.

El juicio que estaba programado para este martes no se llevó a cabo, ya que los acusados admitieron su responsabilidad en los hechos. Tanto la fiscalía como la defensa formalizaron un acuerdo previo, lo que facilitó la emisión de la sentencia por parte de la Audiencia. Esta sentencia es firme y se considera a ambos hombres como autores de un delito contra la salud pública relacionado con sustancias perjudiciales.

Al imponer la pena, se tuvo en cuenta la atenuante de drogadicción, debido a que ambos acusados son adictos a sustancias estupefacientes, lo que afecta sus facultades mentales y de voluntad. Se determinó que realizaron esta actividad en beneficio de terceros desconocidos, con el fin de financiar su adicción.

Los hechos que se consideraron acreditados y que los acusados admitieron, señalan que ellos eran los destinatarios de la droga y fueron detenidos cuando fueron a recogerla en la Zona Franca de Barcelona. La cocaína, que tenía un peso neto de 363,625 gramos y se valoró en 19,11 millones de euros, llegó en el interior de un vehículo-vivienda que fue transportado desde Chile en un buque que atracó en el puerto de Barcelona.

Por otro lado, la Audiencia de Cantabria también condenó esta mañana a otro hombre como autor de un delito contra la salud pública relacionado con sustancias perjudiciales. El individuo admitió traficar con cocaína desde su piso en Santander y se le impuso una pena de dos años de prisión y una multa de 200 euros, aplicándose el tipo penal de menor entidad del hecho.