24h Cantabria.

24h Cantabria.

Arca: Modificación de la Ley del Suelo acabará con el suelo fértil de forma irreversible.

Arca: Modificación de la Ley del Suelo acabará con el suelo fértil de forma irreversible.

La asociación Arca ha expresado su preocupación por la modificación de la Ley del Suelo propuesta por el Gobierno de Cantabria (PP), argumentando que esta medida "agravará aún más la destrucción del medio rural" y tendrá un impacto permanente en la fertilidad del suelo de la región.

Arca sostiene que el objetivo de esta modificación no es promover el interés general, sino facilitar y fomentar la especulación inmobiliaria. En un comunicado, la asociación señala que la política anunciada por el Gobierno para permitir la construcción de viviendas dispersas en suelo rústico "consolidará la destrucción definitiva" de la fertilidad del suelo en Cantabria.

A juicio de Arca, esta medida solo aumenta los errores del gobierno anterior (PRC-PSOE), ya que no contribuye a fijar población y carece de sostenibilidad económica y territorial. Además, convertirá los pueblos en núcleos desordenados, destruyendo el potencial económico agropecuario y paisajístico de la región.

La asociación también critica los argumentos presentados por el consejero de Fomento, Roberto Media, para justificar esta política, argumentando que contradicen la realidad y pasan por alto los principios básicos de la ordenación del territorio y la normativa nacional y europea.

En este sentido, Arca señala que la construcción en suelo rural es inherentemente desordenada y fuera de control, por lo que la idea de un "crecimiento controlado" es contradictoria. Además, asegura que identificar el desarrollo con la construcción solo convierte los campos y prados en simples solares para edificar, sin tener en cuenta el potencial de desarrollo económico basado en actividades agroganaderas y forestales.

Arca también desmiente la afirmación de Media de que prohibir la construcción en suelo rural impediría la construcción de viviendas unifamiliares, ya que tradicionalmente las viviendas en Cantabria se han concentrado en núcleos separados entre sí, y no se han construido en los campos y prados que son vitales para los habitantes de la región.

La asociación hace hincapié en que la ley actual, vigente de 2012 a 2022, ha generado un desequilibrio único en España, con la construcción de la mitad de viviendas en suelo rústico en comparación con el suelo urbano, lo cual considera un fracaso en la planificación urbanística.

Arca denuncia que el consejero y su Gobierno ignoran deliberadamente los debates públicos y el creciente interés de la sociedad sobre este tema. Según la asociación, la supuesta generación de actividad económica a través de la construcción en suelo rural solo es temporal, ya que una vez finalizada la obra, desaparece la actividad y el empleo, y solo quedan los gastos municipales que deben pagar todos los ciudadanos.

Para Arca, el argumento de que construir en suelo rústico fija población en las zonas rurales es falso y pretende confundir, ya que el resultado sería convertir los núcleos rurales en pueblos fantasma llenos de casas vacías que solo se ocupan temporalmente en períodos vacacionales. Por lo tanto, considera que la modificación propuesta por el Gobierno no tiene en cuenta el interés general de Cantabria, sino que busca facilitar y promover la especulación inmobiliaria en beneficio de una minoría local de particulares.