24h Cantabria.

24h Cantabria.

Arrestan a dos individuos por simular robos de teléfonos para obtener otro a través de su seguro.

Arrestan a dos individuos por simular robos de teléfonos para obtener otro a través de su seguro.

La Policía Nacional ha detenido, tras sendas investigaciones, a un hombre y a una mujer que simularon haber sido víctimas del robo de sus teléfonos móviles para conseguir otros nuevos por parte de sus respectivos seguros.

El hombre, de 25 años, fue detenido el pasado 9 de agosto como presunto autor de un delito de estafa, y la mujer, de 52 años, el día 25 del mismo mes por los supuestos delitos de estafa y simulación de delito, han informado hoy fuentes policiales.

Esta última había presentado denuncia el pasado mes de junio en dependencias policiales, en donde manifestó que cuando iba por un parque del centro de Santander con su hija menor, un hombre empujó a la niña, que cayó al suelo, aprovechando la situación para apoderarse del teléfono móvil que a esta se le había soltado de las manos al caer.

Las gestiones realizadas por los agentes permitieron constatar que no hubo ningún robo con violencia e intimidación, sino que la hija de la denunciante había intercambiado hacía un mes con una amiga el teléfono móvil, quedándose finalmente cada una con el de la otra.

La mujer, tras interponer la denuncia, había dado cuenta de la incidencia al seguro, que cubría el robo con violencia e intimidación, y que le proporcionó otro móvil.

Tras una "laboriosa investigación", fue finalmente detenida como presunta autora de delito de estafa y simulación de delito. Carecía de antecedentes y, tras prestar declaración ante la policía, fue puesta en libertad con cargos con la obligación de personarse ante la autoridad judicial cuando sea requerida.

En cuanto al joven detenido, había denunciado en julio que, cuando circulaba en su bicicleta por la zona de la Albericia, fue interceptado por tres individuos, uno de los cuales le amenazó con una navaja, sustrayéndole diversos efectos, entre ellos un teléfono móvil.

Sin embargo, la investigación determinó que había vendido su terminal a una tercera persona, quien a su vez se lo vendió a otro hombre, ambos, compradores de buena fe.

También en este caso, el joven, tras denunciar ante la policía, dio cuenta de la incidencia a su seguro, que le hizo entrega de un móvil nuevo de similares características, ya que tenía cubierto el riesgo de robo con violencia e intimidación.

Finalmente, se detuvo al denunciante como presunto autor de delito de estafa. Carecía de antecedentes y, tras prestar declaración en dependencias policiales, fue puesto en libertad con cargos con la obligación de personarse ante la autoridad judicial.

Al hilo de estos hechos, la Policía ha señalado que recibe con cierta frecuencia denuncias de este tipo, que se resuelven con la detección de una simulación de delito.

Así, en la mayoría de los casos, según explica, se denuncia robo con violencia/intimidación de un teléfono móvil que está asegurado para ese tipo de riesgos, ante lo que el seguro exige la presentación de una denuncia para resarcir a su cliente.

De forma esporádica, se denuncia dicho robo para encubrir haber sido víctima de una estafa por un timo, bien para justificar la pérdida de patrimonio (dinero y/o joyas) ante sus familiares, o por el sentimiento de vergüenza que genera en algunas personas ser timadas, e incluso porque el seguro del hogar les pueda resarcir en estos casos.