24h Cantabria.

24h Cantabria.

Copsesa y RIC Energy invertirán 850 millones en una planta de hidrógeno verde en Cantabria, impulsando la transición energética.

Copsesa y RIC Energy invertirán 850 millones en una planta de hidrógeno verde en Cantabria, impulsando la transición energética.

La empresa renovable RIC Energy y la constructora Copsesa han anunciado la creación de una planta de hidrógeno verde en Cantabria, conocida como Besaya H2, con una inversión de 850 millones de euros. Esta planta estará ubicada en los antiguos terrenos de Sniace en Torrelavega y Santillana del Mar.

El inicio de las obras está previsto para 2026 y se espera que la planta comience a funcionar en 2027 o 2028. Durante su operación, se generarán aproximadamente 250 puestos de trabajo y se evitará la emisión de más de 650,000 toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera.

El proyecto fue presentado por el presidente de Copsesa, José Domingo San Emeterio; el CEO de RIC Energy, José Luis Moya; los alcaldes de Torrelavega y Santillana del Mar, Javier López Estrada y Ángel Rodríguez, respectivamente; y la presidenta del Gobierno regional, María José Sáenz de Buruaga.

Según explicaron, la planta tendrá una capacidad inicial de electrolisis de 500 megavatios (MW), convirtiéndola en una de las mayores plantas proyectadas en España. El objetivo es aumentar su capacidad en una segunda fase hasta los 1,000 MW.

La planta Besaya H2, que ocupará aproximadamente 70 hectáreas de los terrenos previamente adquiridos en subasta, tendrá la capacidad de liberar grandes cantidades de energía sin emitir gases de efecto invernadero. Además de producir hidrógeno verde, también se generarán productos derivados de alto valor añadido para la descarbonización de la industria cántabra y su exportación a través del Puerto de Santander.

San Emeterio enfatizó que este proyecto es de gran importancia para la comarca, la comunidad autónoma y el país en su conjunto. Si se logra dentro del plazo establecido, la planta estará entre las 10 o 15 plantas de hidrógeno más grandes de Europa. También destacó las condiciones idóneas de Torrelavega para albergar esta planta, gracias a su tradición industrial y empresarial.

El CEO de RIC Energy resaltó que este proyecto representa una oportunidad única e histórica para España, ya que el país pasaría de depender energéticamente a convertirse en exportador de energía en Europa y en el mundo.

Por su parte, López Estrada aseguró que este proyecto será lo mejor para el futuro de Torrelavega y la comarca, después de años de crisis. También mencionó el aumento de población en la ciudad y la aprobación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) como indicios positivos.

Finalmente, Buruaga expresó el apoyo del Gobierno regional a este proyecto, que considera como un motor de crecimiento económico y una oportunidad transformadora para toda la región. Destacó que esta es la mayor inversión privada en la historia de Cantabria.