24h Cantabria.

24h Cantabria.

El PRC muestra su deseo de mantener su influencia en la dirección de las empresas públicas tras los cambios del PP.

El PRC muestra su deseo de mantener su influencia en la dirección de las empresas públicas tras los cambios del PP.

El diputado autonómico y portavoz de Presidencia del Grupo Popular, Cándido Manuel Cobo, ha defendido la transparencia del Gobierno regional en los procesos de selección para cubrir los puestos directivos de las empresas públicas de Cantabria. En respuesta a las críticas del Partido Regionalista de Cantabria (PRC), Cobo ha afirmado que el PRC hubiera preferido mantener en esos puestos a sus propios candidatos.

Cobo ha señalado que la convocatoria de estos puestos, realizada a través del Boletín Oficial de Cantabria (BOC) en una edición extraordinaria y con un plazo de siete días para presentar solicitudes, está fundamentada en el principio de la confianza. Según ha argumentado, el proceso no ha sido apresurado, ya que han pasado dos meses desde que el nuevo Gobierno del PP asumió el cargo, y cerrar el proceso permitirá implementar cambios en las políticas y la gestión lo antes posible.

El portavoz del PP ha afirmado que el Gobierno está cumpliendo con la normativa que regula el sector público de Cantabria y los procedimientos de selección de sus directivos, los cuales deben llevarse a cabo a través de una convocatoria pública y con publicidad. Cobo ha sostenido que el PP se atiene a la ley y que, según esta, los puestos directivos se basan en la confianza mutua entre las partes.

Cobo ha acusado al PRC de hipocresía al cuestionar los procesos de selección convocados por el Gobierno, recordando los nombramientos discrecionales realizados por la anterior coalición PRC-PSOE. Como ejemplo, ha mencionado que el Gobierno anterior llegó a modificar la estructura de la Sociedad Pública Mercantil Autonómica Mare para otorgar un puesto al exjefe de gabinete del consejero del PRC.

El diputado del PP ha calificado los procesos de nombramiento anteriores como una farsa, en la que se conocían de antemano las personas que serían elegidas para ocupar los cargos. Según Cobo, estas convocatorias públicas se utilizaban para aparentar rigurosidad en los requisitos y méritos, pero al final se elegían concejales o cargos públicos del PRC. En este sentido, ha instado al PRC a acudir a los tribunales si considera que se está incumpliendo alguna norma con las convocatorias actuales.