24h Cantabria.

24h Cantabria.

Pese a admitir violencia, se mantiene la acusación por agresión sexual a su hija, según el fiscal - un caso complejo.

Pese a admitir violencia, se mantiene la acusación por agresión sexual a su hija, según el fiscal - un caso complejo.

En Santander, un hombre acusado de tratar de manera violenta a su hija menor de edad y de agredirla sexualmente en varias ocasiones admitió durante el juicio que era "estricto" con ella y con su otro hijo. Si bien reconoció haberle dado alguna bofetada, negó haberla agredido sexualmente o exhibido contenido pornográfico. La víctima, que declaró a puerta cerrada, manifestó no recordar o no estar segura de los hechos. A pesar de ello, el fiscal mantiene la pena solicitada de 17 años de prisión, pero introduce la atenuante por reparación del daño, ya que el acusado ha donado la cuarta parte de su vivienda a su hija.

Por su parte, la acusación particular, ejercida por la madre, ha retirado la acusación por el delito sexual pero la mantiene por la actitud violenta del acusado hacia sus hijos. La mujer testificó que no presenció los hechos y que los conoció a través del relato de la menor, motivo por el cual interpuso la denuncia. La defensa insiste en la libre absolución del acusado, pero aceptaría una condena por violencia doméstica aplicando las atenuantes de reparación del daño y dilaciones indebidas.

El fiscal solicita además una orden de alejamiento, prohibición de comunicación y privación de la patria potestad respecto a la hija, e inhabilitación para ejercer sobre el hermano. Pide también que el acusado sea inhabilitado para cualquier trabajo que implique contacto con menores, privado del derecho de uso y tenencia de armas, y sometido a libertad vigilada después de cumplir la pena de prisión durante siete años.

En el juicio se presentaron informes de una trabajadora social y de dos forenses que respaldan la versión de la víctima. Sin embargo, la defensa considera que la prueba presentada es insuficiente para condenar por el delito sexual y se opone a la utilización del informe del equipo psicosocial. La acusación particular limita la imputación al delito de violencia doméstica, dadas las dudas y la confusión manifestada por la víctima.

El juicio ha quedado visto para sentencia después de la práctica de las testimonios y pericias.