24h Cantabria.

24h Cantabria.

Tres individuos arrestados tras el fallecimiento de 25 reses atrapadas en una cabaña en San Roque de Riomiera

Tres individuos arrestados tras el fallecimiento de 25 reses atrapadas en una cabaña en San Roque de Riomiera

Fueron arrestados ayer, martes, por agentes del Seprona, y pasan este miércoles a disposición judicial.

En un lamentable suceso que tuvo lugar a finales del pasado mes de julio en Carcabal, San Roque de Riomiera, la Guardia Civil de Cantabria ha detenido a tres hombres por la muerte de 25 vacas. Estas fueron encerradas en una cabaña, donde perdieron la vida debido a condiciones inhumanas.

El arresto tuvo lugar ayer, martes, y corrió a cargo de agentes del Seprona, el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Benemérita. Los tres detenidos pasarán hoy, miércoles, a disposición judicial, según informaron fuentes del instituto armado a Europa Press.

El caso ha estado bajo secreto de sumario, por lo que no se han revelado más detalles sobre las detenciones. La Policía Judicial ha estado investigando este asunto durante los últimos cuatro meses y medio, y la Fiscalía de Cantabria también se ha involucrado en el caso.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Medio Cudeyo es el encargado de instruir el caso, y los tres sospechosos tendrán que comparecer ante su titular.

Los hechos ocurrieron el 30 de julio, cuando varias vacas fueron encontradas encerradas en una cabaña, con 25 de ellas ya sin vida. Tres de las vacas lograron ser rescatadas con vida en la madrugada. Algunas de las vacas presentaban signos de violencia, como heridas y cortes, por lo que la Guardia Civil ha mantenido abierta todas las hipótesis sobre las causas del suceso.

Los propietarios de los animales, dos ganaderos, notaron la desaparición de entre 30 y 35 vacas que estaban pastando en sus terrenos. Después de buscarlas, encontraron a las reses encerradas y algunas muertas en una cabaña que no era de su propiedad y que estaba cerrada por dentro.

El Centro de Atención a Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria recibió la alerta antes de las 16.00 horas y movilizó a los servicios de emergencia y a la Guardia Civil. Al llegar al lugar, se encontraron con una situación muy complicada, con cerca de 30 reses hacinadas en un pequeño espacio, en condiciones poco saludables y con una atmósfera irrespirable.

Ante esta situación, se solicitó ayuda al parque de bomberos de Torrelavega y se movilizó personal de la Consejería de Ganadería del Ejecutivo. Los bomberos, equipados con trajes especiales y equipos de respiración autónoma, lograron rescatar los cuerpos de las 25 vacas fallecidas y salvaron a tres que aún estaban con vida en el fondo de la cabaña. Estas vacas contaban con una pequeña ventana que les proporcionaba oxígeno.