24h Cantabria.

24h Cantabria.

Ecologistas en Acción exige la demolición de la planta de tratamiento de aguas residuales de Vuelta Ostrera

Ecologistas en Acción exige la demolición de la planta de tratamiento de aguas residuales de Vuelta Ostrera

Ecologistas en Acción (EA) ha presentado un documento de alegaciones al proyecto de demolición de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Vuelta Ostrera con el objetivo de reducir su impacto ambiental. En su comunicado, EA destaca la importancia de realizar un Plan de Vigilancia Ambiental serio y efectivo en colaboración con la Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca y Alimentación y los colectivos involucrados.

El plan de demolición incluirá la eliminación del relleno, la reposición del interceptor de Suances, la restauración de la senda peatonal y la regeneración ambiental de los terrenos recuperados. EA argumenta que, dado que la EDAR está ubicada cerca de la marisma de La Junquera, un área de gran riqueza ornitológica, es crucial llevar a cabo los trabajos fuera de la temporada de reproducción de las aves para minimizar el impacto negativo causado por el polvo, el ruido, las vibraciones, la iluminación y el traslado de maquinaria en la zona.

En cuanto a la gestión de los residuos de demolición, EA considera que la opción de menor impacto es utilizar el "acceso oeste", que es el camino más corto para llegar a la carretera autonómica CA-132. También enfatiza la importancia de restaurar los terrenos a su estado original, eliminando las especies invasoras y reforestando con plantas propias del encinar cantábrico.

EA también aboga por reducir el impacto ambiental durante el proceso de demolición, rechazando las voladuras controladas y proponiendo métodos mecánicos con reutilización y reciclaje de materiales para reducir la cantidad de residuos enviados a vertederos y, a su vez, disminuir la huella de carbono.

En relación con el destino de los 140.000 metros cúbicos de residuos, EA sugiere depositarlos en la cantera de Puente San Miguel, la más cercana, junto con la redacción de un proyecto de restauración que incluya la regeneración del suelo y la reforestación con vegetación autóctona. Esta rehabilitación ambiental y paisajística, combinada con la creación de una ruta turística, sería beneficioso para el entorno.

Además, EA insiste en la importancia de introducir exclusivamente especies autóctonas en la zona para preservar la biodiversidad, excluyendo especies como el Tamarix, contempladas en el proyecto.

Asimismo, EA considera fundamental abrir los arroyos actualmente enterrados, realizar trabajos de revegetación en sus márgenes para promover la biodiversidad y redirigir sus cursos hacia la marisma, creando estanques de agua dulce permanentes alejados de la influencia mareal para fomentar la diversidad de anfibios.

Por último, los ecologistas hacen hincapié en la necesidad de emplear métodos efectivos para eliminar las especies de flora invasora presentes en el área de la EDAR y su influencia. Advierten que la instalación de la EDAR ha permitido la expansión de estas especies sin que se haya tomado ninguna medida para combatirlas, lo cual consideran una responsabilidad tanto de la administración que instaló la EDAR como de la que la gestiona.